Jorge Miño [n. 1973]

Corrientes, Argentina

Jorge Miño (n. 1973, Corrientes, Argentina) se formó en la Escuela de la Arte Carlos Morel y en numerosos seminarios de fotografía y cine. Entre sus premios se incluye el Tercer premio de Itaú Cultural (2010), el Primer premio del Salón Nacional de Rosario (2007) y el Segundo premio de Fotografía y Ciencia del Centro Cultural Recoleta (2006), en Argentina. Participó de numerosas muestras colectivas e individuales en instituciones públicas y privadas, entre las que se encuentran la Bienal de Curitiba (Brasil), Centro Cultural España (Buenos Aires), Museo de Arquitectura de Buenos Aires (MARQ), Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (MAMBA), Museo MACAY (Mérida, México), Galería Enlace (Lima) y Dot Fiftyone Gallery (Miami), entre otras. En 2018 la editorial KBB publicó “Transversal”, un libro monográfico sobre su trabajo que abarca los años 2007 al 2017. Durante 24 años trabajó como asistente del artista Guillermo Kuitca. Jorge Miño vive y trabaja en Buenos Aires.

 

En la evolución de la obra, deconstruyo y reconstruyo mi percepción del mundo a través de la arquitectura urbana, tanto en su aspecto más material como en el humano. Encuentro en la arquitectura la síntesis de una búsqueda: el ícono de una cultura y, según el caso, de innovación o de decadencia social. La arquitectura de la vida como objeto cotidiano es por lo tanto la llave de los giros mi trabajo. Mi fotografía se relaciona con lo onírico, nos induce a soñar con los territorios y espacios que habitamos. Las construcciones se sondean como las cavidades ocultas de un cuerpo, del que emerge un mundo íntimo: el paisaje interior de las edificaciones. Me interesa lo espectral en lo sólido, el vacío en lo lleno, lo abstracto que se esconde en lo muy concreto. Al prescindir de toda aparición de la figura humana, queda al desnudo la propia morfología del espacio arquitectónico. Por eso el énfasis que encuentro en los trayectos, lugares de pasaje y la proliferación de escaleras: meros instrumentos para desestabilizar los espacios y desatar la imaginación.